Telefono: +54 011 15 5459 4670
e-mail: contacto@ricardosica.com.ar

Semen en los ojitos

IMG_7098

De Gonzalo Senestrari

SINOPSIS

.Waldo, un ex-adicto al sexo, coordina un grupo de ayuda para personas que comparten la adicción, compuesto por Ramón, un hombre que ya no logra tener erecciones; Amanda, una joven que comparte historias románticas con ningún tipo de contenido sexual; Chester, un nuevo integrante que trae consigo el caos y una sonrisa insolente; y Tyrone, un dramaturgo encerrado dentro de su cabeza.
Semen en los ojitos es un lugar en donde dos universos paralelos suceden al mismo tiempo, en donde la ficción y la realidad se unen a grandes velocidades, hasta finalmente colisionar.

.PROPUESTA DRAMATÚRGICA

.El autor quiso exponer en la obra sus vicisitudes a la hora de escribir. Mostrando, mediante un estilo barroco y a través del prisma de los personajes, su proceso de creación, sus frustraciones, sus miedos y enfrentamientos con las palabras. La historia de un grupo de ayuda para adictos al sexo, es solo la excusa para hacerlo. Pero aunque sea una excusa, es respetada y escrita con un propósito:

El cuestionamiento al significado de adicción. El querer descubrir en dónde se encuentra el límite que define la palabra.
Con ayuda del humor, el texto transita la línea de ese límite y la deja al descubierto, para que todos puedan medir la distancia en la que están de ese punto de quiebre entre deseo y necesidad.

Ficha técnico artística

Dramaturgia:
Gonzalo Senestrari
Actúan:
Nicolas Albamonte, Demian Bello, Martín Crespo, Manuela Fernández Vivian, Claudio Garófalo
Vestuario:
Patricia Iglesias
Iluminación:
Ricardo Sica
Arte:
Patricia Iglesias
Prensa:
Silvina Pizarro
Dirección:
Gonzalo Senestrari
Web: https://www.facebook.com/semenenlosojitos?fref=ts
Duración: 55 minutos
NOAVESTRUZ ESPACIO DE CULTURA
Humboldt 1857 (mapa)
Capital Federal – Buenos Aires – Argentina
Reservas: 4777 6956
Web: http://www.noavestruz.com.ar

© 2012 RicardoSica - Sitio web oficial de Ricardo Sica. Diseñador de Luces. Desarrollado por La Chava